Efemérides
29.03.2012 | 10:15

Especies Marinas Protegidas

Nuestro país se encuentra entre los primeros lugares de las listas de riqueza de especies

Escrito por
Tamaño del texto
+
-
Ampliar Foto

 

ESPECIES MARINAS PROTEGIDAS

 

Nuestro país se encuentra entre los primeros lugares de las listas de riqueza de especies; esto lo distingue como un país megadiverso, ya que presenta al menos el 10% de la diversidad terrestre del planeta. Aunada a esta riqueza, México cuenta con gran cantidad de especies endémicas.
 
La pérdida de especies es un acontecimiento constante. Entre sus causas antropogénicas están: la alteración de hábitat, la sobre-explotación, la contaminación o las especies introducidas.
 
El marco legal para la protección de especies en estatus de riesgo resulta una herramienta básica; a través la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, Ley General de Vida Silvestre y sus disposiciones reglamentarias, se establecen los elementos jurídicos bajo los cuales se desprenden las políticas públicas e instrumentos para proteger y preservar los recursos naturales.
 
La restauración de ambientes afectados no puede garantizar la restitución total de las especies. La pérdida de biodiversidad es un hecho irreversible. Por ello, es necesario actuar de manera inmediata, integral y efectiva protegiendo a las especies que por su alterada situación ecológica y/o poblacional resultan prioritarias.
 
En los ecosistemas marinos situados en las costas del Pacífico, Atlántico y Mar Caribe pueden encontrarse grandes áreas con manglares, lagunas costeras, estuarios, comunidades de pastos marinos y arrecifes de coral, estos últimos son notables por su riqueza.
 
Como parte de estos ecosistemas, existen 89 especies protegidas por la Ley bajo alguna categoría de riesgo; (listadas en la NOM-059-SEMARNAT-2010); de éstas, algunas son consideradas como especies prioritarias para su manejo debido a que se encuentran en crítico peligro de extinción, que son factibles de recuperar y manejar a corto plazo, que producen un efecto de protección indirecta a otras especies y sus hábitat, que son carismáticas o bien, que poseen un alto grado de interés cultural o económico.

Las categorías de riesgo se definen a continuación:
 
Probablemente extinta en el medio silvestre: Aquella especie nativa de México cuyos ejemplares en vida libre dentro del territorio nacional han desaparecido, hasta donde la documentación y los estudios realizados lo prueban, y de la cual se conoce la existencia de ejemplares vivos, en confinamiento o fuera del territorio mexicano.
 
En peligro de extinción: Aquellas especies cuyas áreas de distribución o tamaño de sus poblaciones en el territorio nacional han disminuido drásticamente poniendo en riesgo su viabilidad biológica en todo su hábitat natural, debido a factores tales como la destrucción o modificación drástica del hábitat, aprovechamiento no sustentable, enfermedades o depredación, entre otros.
 
Amenazadas: Aquellas especies, o poblaciones de las mismas, que podrían llegar a encontrarse en peligro de desaparecer a corto o mediano plazos, si siguen operando los factores que inciden negativamente en su viabilidad, al ocasionar el deterioro o modificación de su hábitat o disminuir directamente el tamaño de sus poblaciones.
 
Sujetas a protección especial: Aquellas especies o poblaciones que podrían llegar a encontrarse amenazadas por factores que inciden negativamente en su viabilidad, por lo que se determina la necesidad de propiciar su recuperación y, conservación o la recuperación y conservación de poblaciones de especies asociadas.

La Dirección General de Inspección y Vigilancia de Vida Silvestre, Recursos Marinos y Ecosistemas Costeros tiene como obligación garantizar el cumplimiento de la legislación ambiental aplicable a la preservación y protección de quelonios, mamíferos marinos y especies acuáticas en riesgo, áreas naturales protegidas marinas y contingencias ambientales entre otras, a través de políticas y estrategias que se orienten al logro de metas ambientales combinando una mayor cobertura de las acciones de inspección y vigilancia.
 
Para dar atención a dichas especies, la PROFEPA, a través de las Delegaciones en cada Estado costero del país, encamina esfuerzos de Inspección y Vigilancia en coordinación con la Secretaría de Marina - Armada de México (SEMAR), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) y Gobiernos Estatales en el ámbito de sus respectivas atribuciones.

Algunas de las especies prioritarias para la conservación marinas se describen a continuación:
 
Vaquita marina (Phocoena sinus) (P) (Endémica)

La vaquita marina es un cetáceo pequeño (menor de dos metros de longitud), perteneciente a la familia de las marsopas, con relación al cual, se considera que su población no es abundante.

 

Su densidad se ha estimado entre 1.8 y 7.8 individuos por cada 1 000 Km. Estas estimaciones, aunque diferentes, se consideran bajas si se comparan con las de la marsopa común en aguas de California central (Estados Unidos), que es de 47 individuos por cada 1 000 Km.
 
En el verano de 1997 se llevó a cabo un crucero conjunto, entre México y Estados Unidos, que cubrió toda el área potencial de distribución durante varias semanas. Se estimó el tamaño poblacional en 567 animales, con un intervalo de confianza de 95%, de 177 a 1073. La distribución de edades es bimodal con el 62% de los individuos entre 0 a 2 años, el 31 % entre 11 a 16 años y el resto entre los 7 y 10 años.
 
Diversos estudios genéticos han permitido establecer como factibles los dos escenarios siguientes: a) Una población que siempre ha sido pequeña o rara con un tamaño efectivo no mayor a mil individuos, o b) Una población originada por un pequeño número de fundadores.
 
Entre las medidas de protección implementadas para esta especie se incluyen: la creación de la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, la NOM-012-PESC-1993, por la que se establecen medidas para la protección de Vaquita marina en aguas de jurisdicción federal del Golfo de California, declarándose veda total e indefinida a la pesca de Vaquita marina, así como la prohibición de redes agalleras mayores de 10 pulgadas, la creación del Comité Internacional para la recuperación de la vaquita, con el objetivo de proteger y recuperar su hábitat. El 08 de septiembre de 2005 se decretó el Área de Refugio para su protección ubicada en la porción occidental del Alto Golfo de California. El 29 de diciembre de 2005, se publicó el programa de protección de la vaquita dentro del área de refugio.
 
Se encuentra bajo la categoría de En Peligro de Extinción en la NOM-059-SEMARNAT-2010.
 
Lobo fino de Guadalupe (Arctocephalus townsendi) (P) (Endémico)

Esta especie estuvo sujeta a explotación drástica, llegó a considerarse como extinta. Las acciones del gobierno mexicano para proteger a la especie y su hábitat, contribuyeron a que, partiendo de un número reducido de organismos en los años 40, el tamaño poblacional actual sea cercano a los 8 mil animales; incluso se ha encontrado que la especie comienza a recolonizar antiguas zonas de su área de distribución original en la Isla Guadalupe e islas aledañas en el Pacífico nororiental.
 
Se encuentra bajo la categoría de En Peligro de Extinción en la NOM-059-SEMARNAT-2010.
 
 
Ballena Azul (Balaenoptera musculus) (Pr)

Es el mayor mamífero sobre el planeta Tierra. En algunos ejemplares se han encontrado longitudes de 33 metros y pesos de 190 toneladas, con tamaños ligeramente superiores en las hembras que en los machos. Es de distribución cosmopolita y su alimentación se basa en la filtración de agua para obtener Krill. 

Las ballenas azules viven alrededor de ocho meses del año en aguas del Antártico, y durante los meses de invierno migran hacia aguas más cálidas en donde dan a luz a sus crías. Pueden vivir hasta 90 años, sin embargo, debido a su caza la media de edad es de 25 años. Su tasa de natalidad es muy baja ya que les toma alrededor de 10 años desarrollarse hasta la madurez y sólo tienen una cría en un período de entre 2 a 5 años.
 

Se encuentra bajo la categoría de Sujeta a protección especial en la NOM-059-SEMARNAT-2010.
 
 
 
Ballena jorobada, rorcual jorobado, yubarta (Megaptera novaeangliae) (Pr)
 
Habita en zonas costeras, es una especie migratoria que pasa los veranos en las aguas frías de altas latitudes y que se reproduce en climas tropicales o subtropicales. Recorren distancias de más de 25 mil kilómetros al año. Los machos miden de 15 a 16 metros; las hembras, de 16 a 17. Su peso medio es de 40 toneladas. Se calcula que actualmente existen menos de 10.000 ejemplares. Es una de las especies privilegiadas en el turismo de observación de ballenas.
 

 

Es un animal filtrador de krill y se alimenta también de cardúmenes de pequeños peces. Vive en general de 40 a 50 años y alcanza su madurez reproductiva a los 5 años de edad.
 
Se estima que las poblaciones se componen de 11.600 individuos en el Océano Atlántico norte, 7.000 en el Océano Pacífico norte y al menos 17.000 ejemplares en el hemisferio sur.
 
La caza de esta especie se realiza por distintas razones económicas recurrentes como alimentación (grasa y proteínas), calefacción e iluminación (aceite), cuerdas (intestinos), productos cosméticos y productos farmacéuticos.
 
Se encuentra bajo la categoría de Sujeta a protección especial en la NOM-059-SEMARNAT-2010.
 

 

Tortugas marinas (P)

Caguama (Caretta caretta);
Verde-del Pacífico, Prieta (Chelonia agassizi);
Verde-del Atlántico, Blanca (Chelonia mydas);
De carey (Eretmochelys imbricata);
Escamosa-del Atlántico, Lora (Lepidochelys kempii);
Golfina, Escamosa-del Pacífico (Lepidochelys olivacea).
Laúd (Dermochelys coriacea)
 
Las tortugas marinas forman parte de la biodiversidad mundial, son un grupo primitivo y singular con características anatómicas únicas que no han cambiado sustancialmente desde que aparecieron en la tierra. Desde tiempos milenarios han sido una fuente de sustento económico, alimenticio y medicinal de muchos de los grupos sociales que se encuentran alrededor del mundo. La sobreexplotación de muchas de las poblaciones ha puesto a estas especies en la actualidad en riesgo de desaparecer. Las tortugas marinas son en general explotadas por los asentamientos humanos más cercanos a las playas de anidación, ya que para muchas de estas comunidades es su única fuente de ingresos económicos, explotando principalmente el huevo y la carne.
 
Debido a la excesiva explotación de estos organismos con fines comerciales, se observó un gran daño a todas las poblaciones de tortugas que anidan en México, lo que las colocó en el estatus de En peligro de extinción, los factores que han colocado a las tortugas en esta situación son el saqueo de nidos en las playas de anidación, comercio ilegal de huevos de tortuga para consumo humano, captura de tortugas por embarcaciones, para extracción de huevos de vientre y carne, tráfico del caparazón de la tortuga de carey para elaboración de artesanías y demás productos que se comercializan en las zonas urbanas, tráfico de piel para la elaboración botas, bolsas y cinturones, captura incidental en algunas pesquerías y contaminación y modificación de su hábitat.
 
 Se encuentran bajo la categoría de En Peligro de Extinción en la NOM-059-SEMARNAT-2010.
 
 
Corales pétreos (Acroporidae) (Pr)

Cuerno de ciervo (Acropora cervicornis)
Cuerno de alce (A. palmata);
 
Son ramificados con ramas cilíndricas que forman colonias de hasta 3 m de altura. Presentan coralites de 1 mm de diámetro. La pared es porosa, de color café amarillo claro. Se alimentan de zooplancton. Se distribuyen en arrecifes de Campeche, Quintana Roo y Yucatán, principalmente Arrecife Alacranes en México y en general en el Mar Caribe. Forman parches densos en intervalos de profundidad de 0 a 50 m. Este coral es hermatípico (formador de arrecifes) y depende de las condiciones ambientales para ello: oleaje moderado y aguas oligotróficas, sustrato firme y temperaturas entre 26° y 29°C, sin variaciones temporales extremas.
 
Su relevancia ecológica radica en que forman barreras protectoras, al colonizar zonas arenosas, hacen que el arrecife crezca. Asimismo, aportan hogar para muchas especies de peces e invertebrados.
 
Un tercio de los arrecifes que se encuentran en la Península de Yucatán se encuentran ubicados dentro de 7 áreas naturales protegidas, esto ha permitido que las comunidades coralinas en el Caribe mexicano puedan mantenerse relativamente estables, en lo que al aspecto humano se refiere. Los planes de manejo en ANPs han disminuido el efecto humano y han permitido una ligera recuperación de las especies de corales que conforman estos arrecifes.
 
Algunos factores de riesgo son las actividades turísticas y de pesca, así como el establecimiento de zonas urbanas en las costas cercanas a los arrecifes. El aporte de sedimentos, contaminantes y materia orgánica proveniente de los ríos provocan efectos a largo plazo sobre las comunidades coralinas, que no tienen tiempo de recuperarse. En las zonas de turismo, se trata de educar a los buzos para que no toquen los corales ni los lastimen con las aletas y se les impida la recolecta de cualquier organismo o souvenir. En general, el uso de embarcaciones motorizadas está prohibido en éstas áreas para evitar su anclaje o colisiones.
 
Se encuentran bajo la categoría de Sujeta a protección especial en la NOM-059-SEMARNAT-2010.

Información tomada de: http://www.profepa.gob.mx/innovaportal/v/429/1/mx/especies_marinas_protegidas.html

Comenta esta nota