Nacional
18.09.2012 | 18:47

Helicóptero habría caído por tirolesa

Los primeros peritajes del gobierno de Michoacán apuntan a que las hélices de la aeronave alcanzaron los cables de la tirolesa, ubicados en la parte sur del Lago de Zirahuén

Escrito por Tomado de La Silla Rota
Tamaño del texto
+
-
Ampliar Foto

Los primeros peritajes apuntan a que las hélices de la aeronave alcanzaron los cables de la tirolesa

Morelia.- Uno de los cables de las tirolesas que atraviesan el Lago de Zirahuén habría causado el desplome de un helicóptero en la zona, de acuerdo con los primeros peritajes dados a conocer por autoridades de Michoacán.
 
Señalaron que el percance, en el que murió el productor Daniel Segundo Martínez y resultaron lesionadas otras cuatro personas, tuvo lugar cuando las hélices de la aeronave alcanzaron los cables de la tirolesa, ubicados en la parte sur del lago.
 
Esta situación habría ocasionado que el helicóptero saliera de control y se desplomara contra el espejo de agua en una de sus partes más profundas.
 
En un comunicado, el gobierno del estado afirmó que el cable de la tirolesa carece de señalamientos, por lo que no habría sido vista por el piloto o copiloto del helicóptero.
 
Sin embargo, aseguró que serán la Dirección General de Aeronáutica Civil y la Procuraduría General de Justicia del estado las que realicen las investigaciones y determinen las causas del accidente.
 
Cuerpos de auxilio que se encontraban en la zona rescataron a cuatro personas casi de manera inmediata.
 
Mientras que Segundo Martínez fue reportado como desaparecido y al ser localizado horas después se confirmó su muerte.
 
El helicóptero siniestrado pertenecía a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y se trataba de una nave tipo Bell 407 que había sido facilitada para la toma de imágenes para un video promocional que se realizaba y en el que participan integrantes de la primera generación de “La Academia”.
 
En su cuenta de Twitter, el gobernador del estado, Fausto Vallejo, lamentó los hechos y detalló que los sobrevivientes se encuentran estables y reciben atención en hospitales de Morelia y Pátzcuaro.

Comenta esta nota