Nacional
10.10.2012 | 13:56

Actividad de alto impacto social la agroindustria de la caña de azúcar

Por el valor de su producción y por el empleo que genera en el campo, señaló Cesario Padilla

Escrito por Ignacio Arellano Mora/ElGolfo.info
Tamaño del texto
+
-
Ampliar Foto
Con objeto de equilibrar el mercado azucarero nacional y de cimentar las fortalezas de la agroindustria mexicana de la caña de azúcar, el diputado federal Cesario Padilla Navarro expresó que se “asignen para su debido funcionamiento los recursos, humanos, financieros y materiales conducentes con el propósito de analizar las opciones de solución que deriven en las acciones oportunas y necesarias para la transformación del campo cañero, que tengan como finalidad elevar la producción nacional de azúcar y los ingresos de sus productores”.

Con la creación de una Comisión Especial de Vigilancia, Seguimiento y Atención para la Agroindustria mexicana de la Caña de Azúcar, dijo, “tendrá que constituirse de inmediato y trabajar durante todo el tiempo que dure la LXII Legislatura que corresponde los tres años de ejercicio legislativo”.
El legislador Cesario Padilla Navarro, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI),  consideró que “la agroindustria de la caña de azúcar es una actividad de alto impacto social por el valor de su producción y por el empleo que genera en el campo mexicano; que el azúcar como producto es un bien de consumo necesario por su alto contenido energético; y que las actividades que comprende, desde la siembra, el cultivo, la cosecha y la industrialización, son de interés público”.

CONOZCO DE PRIMERA MANO LAS NECESIDADES
“Soy productor de caña del ingenio de Tala, Jalisco, el segundo más importante en el país, conozco de primera mano las necesidades a las que nos enfrentamos día con día, los precios de los insumos se han disparado y a muchos productores se les ha orillado a que dejen de sembrar caña debido a lo incosteable que resulta”, expresó el político priista.
Continúo, “el azúcar forma parte de la canasta básica de los mexicanos, nos encontramos el día de hoy ante una crisis en nuestra soberanía alimentaria, de ahí que resulta indispensable que en esta legislatura tomemos acuerdos para robustecer el cultivo de la caña y brindar con ello un seguimiento a los planes y programas para que verdaderamente lleguen esos apoyos a los productores. La relevancia de la producción de azúcar deriva en el interés general de los mexicanos de que produzcamos lo que consumimos”.
Como legislador mantengo firme mi compromiso con los productores de caña, porque creo que es el momento que tomemos acciones para beneficiar a las familias que tienen su sustento en el cultivo de la caña.
“La creación de esta Comisión Especial, para con ello abonar y responderle a todos esos productores, que ven en este inicio de legislatura la oportunidad para salir adelante y solucionar los problemas a los que como productores nos enfrentamos día con día. No habrá desarrollo competitivo, real, si no incluimos al campo mexicano”, apuntó.
SIGUE MANTENIÉNDOSE COMO UN REFERENTE
Precisó el legislador por Jalisco que “la producción promedio actual es de 4.9 millones de toneladas de azúcar con la molienda de 42.5 millones de toneladas de caña. Esta actividad representa 11.6 por ciento del valor del sector primario, y este sector primario nacional contribuye al Producto Interno Bruto con el 3.9%., y 2.5 por ciento del producto interno bruto manufacturero, generando más de 450 mil empleos directos, y beneficios directos a más de 2.6 millones de personas, la aportación que esta industria hace a la Población Económicamente Activa se establece en el rango del 13.1%”.
El cultivo de la caña representa 745 mil hectáreas, de las cuales 663 mil abastecen a 54 ingenios de 15 estados cañeros. Es, por tanto, una actividad de alto impacto en 227 municipios, donde habitan 12 millones de mexicanos.
Agregó que “la agroindustria azucarera sigue manteniéndose como un referente del sector agrario nacional, producto del esfuerzo de toda la cadena productiva que va desde los abastecedores de caña hasta los industriales que fabrican el endulzante para llevarlo a los supermercados y demás industrias que lo usan”.
Es interés de los legisladores federales de Jalisco, expresó, “seguir con los trabajos de las Comisiones Especiales de la Industria Azucarera creadas en las anteriores legislaturas”.
Comentó que “en nuestro país no ha sido nada fácil esta situación, lo que llevó al cierre de 3 ingenios en 2009 al pasar de 57 ingenios que operaban a tan sólo 54 ingenios; sin embargo, los que nos encontramos inmiscuidos en esta agroindustria hemos dado nuestro mayor esfuerzo en aras de mejorar nuestra producción de caña de azúcar, a pesar de las adversidades climatológicas y de las condiciones económicas”.
Para este año los resultados a nivel nacional han sido difíciles; “los productores de caña nos hemos enfrentado a los altos precios a niveles que nunca habían estado, por mencionar algunos ejemplos, de las semillas, fertilizantes, refacciones y de los combustibles que usamos en esta actividad”, resaltó.
CARENCIA DE APOYOS SE HAN REFLEJADO
Por lo que, sostuvo  el legislador Cesario Padilla Navarro que “el producto de esta carencia de apoyos se han reflejado en una disminución en varios de nuestros indicadores. Según datos de la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera, y del Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar, la superficie sembrada destinada a la producción de azúcar que para este ciclo alcanzó una extensión de 663 mil 57 hectáreas (30 mil menos que la zafra pasada)”.
“Nuestro rendimiento por hectárea también cayó en 6 toneladas al situarse en 64.12 toneladas por hectárea, lo cual trajo consigo una disminución en la cantidad de azúcar producida por hectárea sembrada de caña de 7 mil 484 kilogramos. Los factores principales que incidieron en la caída de la producción de azúcar fueron la sequía, el incremento en el precio de los fertilizantes y de los combustibles, la falta de pago oportuno de la materia prima de la zafra anterior, manejo indiscriminado y anárquico de los financiamientos, entre otros”, argumentó.
“...Esta situación no es exclusiva para México, pues diversos acontecimientos, tanto en el mercado nacional como en el entorno mundial, han modificado sustancialmente las expectativas para este sector”, acotó.
Existe un déficit relevante en el mercado mundial del azúcar; en otras palabras, se espera que el consumo supere a la producción, pero no sólo ocurrirá este año, sino también el siguiente.
En agosto de 2009 se llevó a cabo el vigésimo sexto Sweetener Symposium en Park City, Utah, donde se calculaba un déficit para ese año de 7.8 millones de toneladas; sin embargo, dos semanas después la Organización Internacional del Azúcar dio una nueva cifra de 9.3 millones de toneladas; este déficit en la producción de azúcar y su alza de precios en el mundo se ha debido principalmente a dos factores: “primero la fuerte demanda por parte de la India, el mayor consumidor mundial de azúcar, que vio disminuida su producción domestica del endulzante debido a una terrible temporada de monzones; y segundo, los menores niveles de producción por parte de Brasil, debido al uso alterno que se le da a la caña de azúcar en la producción de etanol...”, concluyó.

Comenta esta nota